En Madrid y Barcelona se registran un total de 20 variedades diferentes de restaurantes de cocina internacional, una muestra del alto grado de fusión cultural y gastronómica existente en ambas capitales, que cuentan con una gran representación de habitantes extranjeros. Cocinas como la peruana, las asiáticas o la árabe cada día están más presentes en estas ciudades.

España es uno de los países europeos donde más diversidad cultural existe, ya que un tercio de sus provincias superan la media nacional (12,75%) en relación al número de residentes nacidos en el extranjero. El idioma, la religión y, sobre todo, la comida son elementos que enriquecen la cultura del país. Y esta fusión de culturas pasa en muchas ocasiones por la fusión de sabores.

Con motivo del Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo, que se celebra el próximo 21 de mayo, La Nevera Roja ha analizado el grado de multiculturalidad gastronómica existente en las diferentes ciudades españolas a través del número de restaurantes que ofrecen comida de diferentes nacionalidades.

Las ciudades que registran una variedad mayor de restaurantes con cocinas de diferentes países del mundo son Madrid, Barcelona, Málaga, Valencia, Alicante, Sevilla, Vizcaya, Las Palmas, Baleares y Coruña, entre las que se encuentran algunas de las que cuentan con mayor número de extranjeros. A la cola, se sitúan Teruel, Ávila, Palencia, Lugo y Ciudad Real, que registran además un porcentaje menor de población procedente de otros países.

La cocina hindú, la peruana, la tailandesa y la árabe son solo algunas de las que están afianzándose en estas ciudades y que, aunque en muchos casos han logrado conquistar los paladares de los españoles, en otros están adentrándose poco a poco para quedarse.

Las que más

Madrid se sitúa a la cabeza en términos de diversidad gastronómica, ya que cuenta con un total de 20 variedades distintas de cocinas del mundo. El 13% de la población de Madrid es extranjera, según datos del INE. Entre las distintas culturas afincadas en la capital, la peruana cuenta con especial protagonismo, son ya más de 27.000 peruanos establecidos en la provincia, un dato que coincide con el incremento en los últimos meses del número de restaurantes peruanos en la plataforma. El ceviche, el ají de gallina, la papa a la huancaína o el lomo saltado son solo algunos de los platos que cada vez son más comunes y apreciados por los madrileños.

Barcelona comparte protagonismo con la capital del país, ya que también cuenta con 20 tipos de restaurantes en su plataforma, un dato que coincide con el alto porcentaje de residentes extranjeros empadronados en la ciudad (16,3%). En esta ocasión, la nacionalidad italiana es la que cuenta con una mayor representación, más de 27.700 empadronados, un dato que explica el porqué de que más de 400 restaurantes en la provincia tengan como especialidad la pizza, que ya goza de total integración en las cocinas y las mesas españolas. La comunidad asiática también cuenta con una gran representación, con casi 17.500 empadronados, que están viendo cómo tanto sus costumbres como su gastronomía se integran en la cultura barcelonesa.

Málaga y Valencia. A Madrid y Barcelona le siguen dos ciudades muy cosmopolitas: Málaga y Valencia. Ambas cuentan con 16 tipos de restaurantes con cocinas del mundo incluidos en la plataforma. Las categorías estrella en estas ciudades son la asiática, seguida de la hindú y la árabe, aunque en la Costa del Sol resalta en especial la argentina, una gastronomía que representa a esta nacionalidad cuya presencia asciende al 5% en la provincia. Valencia destaca por su alto número de población europea, sobre todo italiana.

Alicante registra un número muy alto de extranjeros, más de 364.000. Las nacionalidades predominantes son la rumana, marroquí e inglesa. Sin embargo, en esta ocasión, la gastronomía de estos países no es la que mayor calado tiene en la provincia, ya que los protagonistas indiscutibles son los platos de la cocina italiana, como la pizza, la turca, con el kebab, y la americana, con hamburguesas de todo tipo.

Sevilla y Vizcaya despuntan en este ranking con 13 categorías culinarias diferentes. Entre ellas destacan la turca, la japonesa y la mexicana seguidas de la hindú, la árabe y la peruana. En cuanto a diversidad cultural, ambas ciudades destacan por tener un gran porcentaje de población extranjera rumana y marroquí. En el caso de la cocina árabe, la fusión y la integración en las mesas sevillanas y vizcaínas es evidente, ya que platos como el cuscús, los showarmas y los falafels son cada vez más demandados.

Otras provincias como Las Palmas y Baleares, que cuentan con un gran número de habitantes procedentes de distintos países de Sudamérica, cada vez registran un número mayor de restaurantes de cocinas como la argentina, venezolana y mexicana.

Las que menos

Otras provincias no gozan de tanta variedad de restaurantes de comida internacional y ocupan las últimas posiciones en cuanto a diversidad gastronómica.

Destacan Teruel, Ávila, Palencia, Lugo y Ciudad Real. Son las únicas que, a pesar de tener gran población extranjera procedente de Marruecos y Rumanía, principalmente, no ofrecen más de 3 variedades gastronómicas.

Resumen
Título
Las ciudades españolas con mayor multiculturalidad gastronómica
Descripción
En Madrid y Barcelona se registran un total de 20 variedades diferentes de restaurantes de cocina internacional, una muestra del alto grado de fusión cultural y gastronómica existente en ambas capitales.
Autor