Ferran Adrià llegó ayer a Perú para participar en primer lugar en la feria internacional de gastronomía Mistura, donde ofrecerá una conferencia y posteriormente sumarse a la celebración de la Cumbre G9, un encuentro en la capital, Lima, que reunirá durante tres días –hasta el 11 de septiembre– a los nueve cocineros más influyentes del […]

Ferran Adrià llegó ayer a Perú para participar en primer lugar en la feria internacional de gastronomía Mistura, donde ofrecerá una conferencia y posteriormente sumarse a la celebración de la Cumbre G9, un encuentro en la capital, Lima, que reunirá durante tres días –hasta el 11 de septiembre– a los nueve cocineros más influyentes del mundo.

Adrià, que fue recibido en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez por el reconocido cocinero peruano Gastón Acurio –también participante en el G9– aprovechará su estancia en este país para rodar en las ciudades de Lima, Cusco e Iquitos un documental sobre el fenómeno social de la cocina peruana.

En declaraciones al diario local El Comercio, el chef español comentó que esta visita al Perú era algo que “esperaba hacer desde hace mucho tiempo”, señalando que lo que más le interesa conocer del Perú es el fenómeno social de su cocina: “Quiero saber el porqué la cocina aquí es algo más que cocina, qué es lo que hace que este país sea único en el mundo”, añadió.

Respecto a su participación en la feria internacional de gastronomía Mistura, Adrià adelantó que en la charla que ofrecerá estará dirigida a jóvenes chefs, a los que dijo “les voy a explicar a los chicos lo que significa la pasión por la cocina”.

La próxima Cumbre del G9

La Cumbre G9 es el encuentro del consejo consultor internacional de la Fundación Basque Culinary Center, la primera Facultad de Ciencias Gastronómicas de España, dependiente de la Universidad de Mondragón.

A partir del próximo viernes, nombres tan reconocidos como el propio Adrià, René Redzepi, Alex Atala, Massimo Bottura, Gastón Acurio, Dan Barber, Michel Bras, Heston Blumenthal y Yukio Hattori se reúnen en el Hotel Westin para, según señalaba el anfitrión local Gastón Acurio, “definir el nuevo rol del cocinero en el mundo, un profesional que se integra a la sociedad y usa a la cocina con todo su poder”.